Cómo usar las redes sociales a tu favor y no en tu contra

Pareciera que nuestro título es una obviedad, pero las redes sociales se han convertido en las grandes aliadas de empresas que ven cómo su marca crece gracias al enganche que ellas producen en sus potenciales clientes, sin embargo, no todos han acertado a sacarle el jugo y aprovechar sus beneficios, por el contrario, las malas jugadas han estado a la orden del día. 

Aquí te contamos por qué. 

Todo es cuestión de imagen

Y bien que lo saben las redes sociales.  Ese mundillo donde todo es perfecto, inmaculado, feliz y dinámico te obliga a no improvisar.

Con esto no te estamos diciendo que finjas y poses, solo te pedimos que cuides tu imagen, (nos referimos evidentemente a la imagen de tu empresa, negocio, emprendimiento, como le llames tú), queremos que cuides cada detalle y que midas el impacto de una imagen que podría ser cuestionable sin más o favorable si la has trabajado bien.

En las redes sociales, hasta el color de tus publicaciones cuenta, ¿sabías?, está demostrado que las mujeres prefieren colores distintos a los hombres, que los colores contrastantes llaman más la atención en las personas y que el azul es amado por todos.

Dicho esto, es ley que tu imagen en redes sea percibida como impecable, fantástica, atrayente e impactante, y aquí solo te estamos contando acerca de la teoría del color, sigue leyendo para que te enteres de mucho más.

¿A quién le estás dejando el manejo de tus RR. SS?

Esta ha sido una de las primeras e irreparables metidas de pata de los emprendedores, ¿por qué?, porque no comprendieron desde el principio la importancia de generar un impacto contundente en sus redes sociales y como pensaron que eran las arandelitas para que el negocio se viera más “cute”, encargaron del tema a la prima de 17 años que se jura “influencer” y todo al traste.

¿Te sientes identificado?, ni que lo digas, manos a la obra y a levantar esas redes sociales. ¡Sigamos!

De qué va tu empresa

Cuando ingresamos a una fan page de cualquier empresa y vemos que ni siquiera ha completado su información básica, no tiene imágenes de nada y ni responde a sus potenciales clientes, nos dan ganas de echar los santos óleos y darle el descanso eterno, ¡Aaamén!

En realidad, la desidia con tus redes sociales se paga caro y en caso de que pienses tenerlas para dejarlas en estado vegetal por sécula seculórum, mejor no las tengas, te haces un inmenso favor, créenos.

La personalidad de tu marca

Y también aplica para las redes sociales en toda su extensión, ¿cómo te parece?, es una cuestión de empatía con tus consumidores que no puedes dejar pasar y mucho menos tomar a la ligera, razón de peso para que las redes sociales empiecen a jugar a tu favor.

La personalidad de marca tiene que ver con una cuestión de perspectiva, pero también de percepción, que no es lo mismo.

De perspectiva, porque si das espacio a un punto de vista negativo por parte del cliente gracias a un manejo lamentable de tus redes sociales, estarás reafirmando que para él o ella eres pésimo, ¿y quién los saca de ahí?

Y de percepción, porque con ella directamente estaremos creándole un concepto a nuestro cliente, y esto va más allá de un simple punto de vista, él ya tendrá herramientas y argumentos de sobra para ponernos en lo más alto de la cadena o sepultarnos por cómo nos concibe.

Ahora, si te lo volvemos a preguntar, guiándonos por el valor que le has transmitido a tus redes sociales, ¿crees que en realidad has estado trabajando para darle personalidad a tu marca?

No es lo mismo ocho que ochenta

Y por supuesto que tampoco es lo mismo Instagram que YouTube o Facebook, entonces por qué ese empeño de postear lo mismo en todas partes sin darle el valor que cada una de las redes merece.

Publicar contenido en cada una de estas redes sociales, teniendo como marco su utilidad es lo que te llevará a sacarles el mayor provecho.

Prácticamente que cualquier blog que revises hoy en la web te hablará de la utilidad y del sentido que cada una de ellas tiene, chécate el nuestro que ya habíamos hablado de las redes sociales.

Mejor dicho, te cuentan con pelos y señales para qué sirven, en cuál es mejor postear videos, en cual es mejor mantener unas fotografías impactantes, cuál es la que más te ayuda a segmentar. Tienes todo al alcance de tu mano para que esas redes sociales sean un éxito absoluto, sé un poco prolijo y esmérate que es mucho lo que vas a ganar si sabes utilizarlas.

Anunciar es vender

Decía el viejo eslogan para dejarnos claro que quien no se da a conocer pues no vende, y es que esto no ha cambiado mucho, sigue siendo de la mayor importancia que los anuncios impulsen tu marca.

Ahora bien, las redes sociales han encontrado la clave para hacer de los anuncios todo un arte, pero algunas veces cometemos pecadillos que se pagan caro.

La sobreexposición, los formatos invasivos y unas malas prácticas publicitarias, pueden llevarte a conseguir el efecto contrario, así que, trata de hacerle seguimiento a estos factores para que no caigas en la saturación, si bien es cierto que las redes hoy trabajan mucho en eliminar la publicidad intrusiva, también debes hacer la tarea para ofrecerle la mejor experiencia a tus usuarios; como dicen las abuelas, “ni tanto que queme al santo, ni poco que no lo alumbre”. Segmentación y moderación son la clave.

Que nadie te diga que esto no es para vender

Si bien es cierto que las redes sociales en sus inicios fueron concebidas como un puente para estrechar lazos y mantenerse en contacto con amigos y familiares, con el tiempo, el concepto dejó de ser ese para darle cabida a la publicidad y los anuncios y las empresas supieron aprovecharlo, ¿qué hay de malo con ello?

Absolutamente nada, simplemente no centres todo tu esfuerzo y energía en las redes sociales para conseguir ventas, la estrategia de marketing para redes sociales es amplia, pero te decimos que no bases todos tus esfuerzos en vender por allí, que sea una opción, no una necesidad.

Superado este paradigma de algunos todavía, ahora sí pasemos al concepto real de lo que significa social selling.

Social Selling es detectar, descubrir, hallar, encontrar (nos sobreactuamos con los sinónimos, pero es para que te quede absolutamente claro el concepto y lo aproveches al máximo), a tu buyer persona a través de los medios sociales, convertirlos en clientes potenciales y, en definitiva, que te compren (ojo, aplicas psicología inversa, tú no les vendes, ellos te compran) y posteriormente fidelizarlos.

Es ese trabajo que se hace para que ellos te elijan a ti, aunque no los impactes de frente, este trabajo tiene un poco más de sofisticación y requiere que llegues a sus mentes de manera indirecta.

Ahora, ve y dile a aquellos que creen que las redes sociales no sirven para vender que vuelvan de 1760 cuando la revolución industrial iniciaba y que nos traigan un hermoso souvenir.

Separa las peras de las manzanas

No nos cansaremos en este blog de decirte que tu negocio nada tiene que ver con tu vida personal y es un tema para tener en cuenta, no solo por la salud de tus finanzas sino porque en cuestión de imagen, como decíamos líneas arriba, tienes que estar separado de lo que personalmente piensas, crees o das por sentado.

Mucho cuidado con las expresiones que develen en ti algo que vaya en detrimento de tu marca, no puedes andar por las redes expresando tu fastidio por las conductas humanas y vender a la vez la imagen de ser de luz en tus redes sociales porque eres coaching de vida o algo parecido.

Coherencia, mucha coherencia y trato responsable de tu marca, las redes sociales nos pueden poner en el ojo público en cuestión de segundos por algo que dijimos en contra o a favor de…y a partir de allí, se nos puede venir abajo todo un trabajo estructurado y la imagen, por el suelo.

Por si no lo recuerdas, la fatalidad que cometió Avianca con el mensaje de felicitación para el día de la mujer en el que un vuelo operado por mujeres iba totalmente vacío, es una muestra inequívoca de que todo lo hecho, quedó destruido en cuestión de segundos con un mensaje en redes sociales que causó el efecto contrario al esperado. Se suponía que el vuelo operado 100% por mujeres tendría que ir a tope gracias a la confianza de sus pasajeros, pero lo que hicieron fue crear una pieza audiovisual con un avión más vacío que el corazón de Thanos. Craso error.

Por aquí les compartimos el infortunado desacierto: https://blogs.elespectador.com/tecnologia/alejandropinto/avianca-campana-dia-la-mujer-acierto-error

Este y miles de ejemplos más, nos podrían servir para ilustrar lo que podría pasar con tu marca si cometes la imprudencia de subestimar el poder de tus redes sociales y que estas te jueguen una mala pasada, los usuarios no perdonan.

¿Definiste tus objetivos?

Tal vez esto lo hubiéramos podido poner al inicio del post, pero no, decidimos dejarlo para el final en vista de que causa curiosidad el que, permanentemente escuchemos acerca del fracaso rotundo de alguna empresa que quiso estar en redes sociales y definitivamente no le cuajó.

Y puede ser a causa de los objetivos, sí, esos que no quedaron definidos y trazados desde el principio, ¿te acuerdas de la prima que mandó al traste tus redes sociales?, la pobre nunca supo para qué querías tener redes.

Así mismo, si no tuviste claro desde un principio que con las redes sociales tenías que hacer que más gente te conociera, que tenías que establecer un canal de comunicación con tus clientes, que era necesario compartir información relevante de tu negocio, que tenías que incrementar unas ventas; probablemente por eso hoy te quejes de tu fracaso.

Siempre hemos reparado en decirle a nuestros lectores de la importancia de trazar objetivos cuando se quiere incursionar con éxito en el negocio web y las redes sociales son parte esencial de él.

Esta vez no será la excepción y no queremos irnos sin decirte que trazar objetivos para tus redes sociales puede: hacerte ganar clientes y fidelizarlos, construir una imagen positiva de tu marca y llegar a nuevos mercados.

Así que, ponte a trabajar, aun tienes mucho camino por recorrer y estaremos aquí para ayudarte en lo que necesites.

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Únete a Apunt-e y obtén consejos y recursos de marketing en línea gratuitos
directamente en tu bandeja de entrada.

Contáctanos

Sin cargo. Cancela la suscripción en cualquier momento.